Aurora Michavila es formadora y da conferencias sobre el arte de comunicar.
Te ayuda a hablar en público para crear impacto con tus ideas.
Antes de eso, Aurora fue actriz y también fue la fundadora y CEO de Interbrand Madrid.

Y es la autora del libro Supercomunicadores, publicado en 2022.

Notas del episodio con Aurora Michavila

  • 0:00 Los básicos a evitar para hablar en público.
  • 8:30 Decisión y Foco en la Audiencia.
  • 14:30 Paralelismo y diferencias con los actores.
  • 22:00 La preparación previa.
  • 28:00 ¿Memorizar o improvisar?
  • 36:00 ¿Cómo ensayar tus charlas?
  • 45:00 El inicio y el cierre: dos momentos fundamentales.
  • 49:30 Preparación Previa: Rutinas para energizar y liberar tensiones.
  • 54:15 Conversaciones Difíciles: Estrategias para situaciones complicadas.
  • 58:00 ¿Cómo dar un feedback constructivo?
  • 1:04:00 Desaprender y aprender a comunicar.
  • 1:08:00: Enseñar a hablar en público a niños y adolescentes.

Libro y serie recomendados

Documentales:

Transcripts de la conversación con Aurora

Esta transcripción se ha hecho de manera automática y puede contener errores de ortografía y gramática.

Loïc Malsch:
[0:29] Mi invitada de hoy es Aurora Michavila. Es formadora y da conferencias sobre el arte de comunicar. Te ayuda a hablar en público para crear impacto con tus ideas. Antes de eso, Aurora fue actriz y también fue la fundadora y CEO de Interbrand Madrid. Y es la autora del libro Supercomunicadores, publicado en 2022. Aurora, buenos días y bienvenida a Decodificados.

Aurora Michavila:
[0:53] Muchísimas gracias. Buenos días.

Loïc Malsch:
[0:56] Ahora, hablar en público. Dicen que es uno de los mayores miedos, temores de la gente, incluso por delante de la muerte, imagínate. Y todos tenemos que hablar en público alguna vez, aunque sea para un brindis en alguna cena, una reunión de trabajo o incluso ya, no tanto, pero uno sí que delante de audiencias más grandes. Y no sé si nos ha pasado a todos, pero seguramente a unos cuantos se te ponen las manos sudorosas, una bola en el vientre, empiezas a hiperventilar, alguno ya mente en blanco y todo. La mayoría, pues hemos notado esto en algún momento. Hay gente que se crece y otro, pues la mayoría de los mortales nos suele pasar esto las primeras veces.

Loïc Malsch:
[1:48] ¿Tú te acuerdas de la primera vez que hablaste en público? ¿Qué sentiste?

Aurora Michavila:
[1:53] Pues te voy a ser muy honesta, la primera, primera, no sé si recuerdo, porque como muy bien has dicho, hablar en público se da en muchos escenarios. Entonces yo creo que la primera vez fue en mi primer trabajo, en mi primera reunión con directores o directivos que estaban por encima de mí y que tendría que explicar algo, ¿no? Y seguro que estaba como un flan. Entonces, esa sería mi primera, vamos, seguro. Lo que sí que tengo recuerdos es de las primeras, igual no era la primera, pero de las primeras veces que he estado en un escenario con mucha gente delante, que ya tienes una distancia entre tú y tu audiencia, que ya no estás hablando directamente a una única persona y que tienes que hacerlo todo un poquito como más grande. De tienes que llevar más energía a la sala, tienes que ocuparte de no solo de explicar cosas y de compartir contenido e información, sino de entretener y de hacerlo ameno. Y ahí sí que tengo recuerdos de pasar nervios, de que se me cayeron, llevaba un montón de folios con la información, que no sé para qué, honestamente, ¿Para qué necesitaba yo 100 folios con las cosas que estaba proyectando? Pero ahí estaban y se me cayeron. Se desmontó todo.

Loïc Malsch:
[3:14] Nada más empezar.

Aurora Michavila:
[3:15] Nada más empezar. Me tropecé, se cayeron y tal. Entonces, claro, los coges muy rápido. Ya no los ordenas porque se te han desmontado. Y dices, bueno, pues ya está, sigue. Y tiré para adelante. Que tampoco es información que luego iba a consultar. Pero te da muchas veces la seguridad al tener cosas en papel, por escrito. Y para mí pues eran un poco esa muletilla que me daban ese colchón de seguridad. Pero bueno, luego no hice nada con ellos, me vine arriba y salió muy bien, la verdad.

Loïc Malsch:
[3:50] Y entonces ya entiendo que tú eres de las que ya tienes esta seguridad, no sé si nata, pero bueno, como mínimo tienes una buena base para hablar en público. Cuando comentas sobre los folios, claro, todos necesitamos cuando vas a hablar en público y especialmente delante de un escenario grande de gente de audiencia o tal que no es uno a uno, sí que nos viene bien tener algo de seguridad. Pueden ser folios, puede ser una presentación tal. ¿Cómo lo planteas tú? ¿Hay algunos soportes que recomiendas?

Aurora Michavila:
[4:22] Yo lo que recomiendo es que siempre juegues en casa. Tú sabes que en los partidos cuando la gente juega en casa siempre va más relajado, ¿no? Pues tienes que jugar en casa. Y jugar en casa, ¿qué significa? Que todo aquello que a ti te haga bien, pues lo aproveches. Entonces, yo creo que no hay una regla única o no hay un soporte único. Lo que hay es una lógica detrás de cualquier cosa que hacemos. Si a ti te da seguridad eso, pues fantástico. Hay gente que le da seguridad tener un amuletito en un bolsillo, pues fantástico. Hay gente que le da seguridad tener sus notas en algún lugar visible, de acceso fácil y rápido, aunque luego no las use, pues fantástico. Lo importante yo creo que es entender que el hecho de que te dé de seguridad a ti, no tiene que jugar luego en detrimento de tu ejecución. Si tú tienes algo en las manos que te da seguridad, pero lo que vas a estar es moviéndolo todo el rato, haciendo ruiditos, o como he visto yo, a gente en un escenario con sus notas y sus papeles y temblando. Claro, eso hace mucho más visible lo que te pasa por dentro.

Aurora Michavila:
[5:30] Normalmente hay muchas veces que no se ve lo que te está pasando. Y cuando tú estás interactuando con algún objeto, corres el riesgo de que lo que no se veía ahora sí que se vea. Entonces, la inteligencia un poco del sentido común, pues juega en casa y que nada juegue luego en tu contra.

Loïc Malsch:
[5:49] Lo que pasa es que es verdad lo que dices. Ahora que lo dices parece evidente, pero nos pasa mucho. Bueno, a mí me ha pasado muchas veces cuando tienes un poco de nervios, pues yo que sé, empiezas a agarrar el cable del micro y estás todo el rato así, pero no te das cuenta. Si nadie te lo dice o si tú no haces el propio ejercicio sabiendo que es un tic-tuc, dices, hey, ¿qué pasa? No lo voy a hacer. O el boli o el lápiz. Y esto es lo que acabas de comentar. Igual, nadie se había dado cuenta que estabas tan nervioso, pero al expresarlo así con algo tan evidente para los demás, ahí sí que juega en tu contra. Hay otras cosas así que son evidentes para los demás, pero que igual uno, a no ser que se esté viendo en un espejo, no es consciente.

Aurora Michavila:
[6:38] O todo lo postural, por ejemplo. Lo postural la gente no se da ni cuenta. Hay cosas que suceden mucho, sobre todo con las mujeres, y cuanto más jóvenes más lo ves, cruzan las piernas. ¿Sabéis en esa pose de desequilibrio donde tienes las dos piernas cruzadas que como alguien te sople, literalmente, te vas para un lado?

Aurora Michavila:
[6:59] Pues cosas así, cosas posturales que uno no ve. Yo, por ejemplo, tengo una tendencia a encorvarme y como soy consciente, cada dos por tres me voy dando órdenes a mí misma para atrás, posición más erguida. Pero luego hay otras, como estas de los paseitos que da la gente de un lado para otro, no es en absoluto consciente. Entonces, para ser consciente, por supuesto cuando te grabas y luego te ves, tomas conciencia de ello, pero no significa que vayas a ser consciente en el momento, la próxima vez que te suceda. Ahí está el tema. O sea, es un primer paso porque ya lo has visto y ya sabes que es algo en lo que tú puedes caer y te puede hacer estar más alerta. Pero no necesariamente se te van a seguir colando, no necesariamente lo vas a corregir a la primera. Entonces, en realidad, para estar muy… Para prevenir todas estas cosas y ser consciente de cuando suceden en el momento y atajarlas, lo que tienes es que estar en el presente, en el momento. Es un tema de focalización, de atención, de estar en el aquí y ahora. Y ahí es donde… A medida que sumas experiencias y sabes las cosas que te pasan, desde el presente las empiezas a captar y las corriges en el instante.

Loïc Malsch:
[8:18] Eso es un entrenamiento. Claro, porque es fácil. Yo estaré en el presente, pero no hay nada más difícil que estar en el presente.

Aurora Michavila:
[8:26] Sí, totalmente. Es lo más difícil y es algo que necesitamos estar por mil razones y en todos los momentos del día y no lo estamos. Nos cuesta mucho. pero es, por supuesto hay una parte de entrenamiento y luego hay otra parte de decisión en concreto cuando uno habla en público, que es de lo que estamos hablando ahora para mí hay un tema de decisión, además del entrenamiento, no necesitas el mindfulness o todas las actividades o cosas que tú hagas para ayudarte a traer la atención al presente te van a servir, pero muchísimo, sin lugar a dudas, porque es un bagaje que vas a llevar incorporado Pero luego también hay un tema del que se habla poco y es de la decisión. Yo, por ejemplo, cuando voy a dar una charla, tomo la decisión de darlo todo. Yo voy ahí a darlo todo. Entonces, mi mente separa de dónde venía, separa los problemas que lleve acarreando a lo largo del día, lo que tenga después. Todo eso desaparece. decido estar ahí y tengo un objetivo y el objetivo no pasa por dar lo mejor de mí el objetivo no está en mí, está en el otro porque yo creo que cuando el objetivo lo colocas fuera de ti es muchísimo más fácil centrar también tu atención o sea, no va de que yo hoy hable muy bien y me sienta luego muy satisfecha y que no pase vergüenza no.

Aurora Michavila:
[9:55] Esto va de, yo tengo unas personas delante mi objetivo es que salgan de aquí.

Aurora Michavila:
[10:00] Con lo que sea que yo ya me haya marcado, con claridad sobre estos temas, no habiéndose aburrido mientras los comparto, habiendo hecho… Entonces, claro, eso me obliga a mí que si les veo aburridos tengo que ir reconduciendo, que salgan más motivados, inspirados, que se lo hagan suyo y puedan intervenir. Entonces, cuando yo me marco mis objetivos y los objetivos están centrados en

Aurora Michavila:
[10:23] mi audiencia, la decisión ya está, es ir a por ellos. Es sencillamente seguir el camino que te has marcado y a mí eso personalmente me ayuda mucho a estar 100% en el presente porque estoy pendiente de lo que pasa afuera.

Loïc Malsch:
[10:39] Es buenísimo esto, las dos cosas. Uno, ir con decisión, con intención muy clara y que esta intención sea hacia afuera. Porque es lo que dices tú, te refuerza o te lo hace más fácil porque justamente estás mirando hacia afuera y no hacia adentro, que es lo que siempre hacemos. Miramos hacia adentro y tú no te das cuenta de cómo lo estás haciendo. Es mucho más fácil verlo en los demás, lo cual es más fácil ser presente y corregirte si es que hay que corregir.

Aurora Michavila:
[11:10] Exacto, exacto. Y además hay una realidad, es que cuando tú estás hablando en público, en el formato que sea y por las razones que sea, lo que estás haciendo, esa charla, llamémosle en término genérico charla, no va de ti, va de las personas que tienes. El único motivo por el que tú estás ahí es porque hay alguien que va a salir de ahí con algo gracias a que tú se lo estás compartiendo. Entonces te tienes que asegurar de que lo entiende, de que le sirve, de lo que sea. Y entonces el foco tiene que estar obligatoriamente en la otra persona. Aún así, yo siempre hablo de tres focos. Ese es uno, es el principal y para mí es un GPS y me ayuda a estar muy en el presente y sobre la marcha poder corregir lo que tenga que corregir para asegurarme de que salgo con los objetivos cumplidos. Pero luego hay dos focos más. Uno tiene que ver con escucharte a ti mismo, para poder gestionarte en el momento. Nosotros tendemos a escucharnos para juzgarnos. Entonces, eso es algo que ya sabemos hacer.

Loïc Malsch:
[12:18] Demasiado bien lo sabemos hacer.

Aurora Michavila:
[12:20] Claro, eso nos sale de forma natural. Pero aquí no se trata de que te juzgues. Te escuchas, te observas, es como si tuvieses un alter ego tuyo que está ahí en la nube y mirándote desde arriba Y esa vocecita interna que guía nuestro diálogo con nosotros mismos te habla, pero para darte instrucciones. Te estás moviendo mucho, estás hablando muy rápido, te estás desviando, te estás repitiendo.

Aurora Michavila:
[12:45] Ojo que te estás metiendo en un jardín del que no sabes salir, te estás complicando. Entonces yo me lo digo a mí misma. Tengo la capacidad después del entrenamiento de saber darme instrucciones para corregirme, no para juzgarme, no para castigarme, no para penalizarme. Y luego el otro punto de foco y de atención viene también con el estar en el presente. Pero es estar conectando con lo que estás diciendo. Es darte permiso para que se vea lo que significa para ti lo que dices. Si te preocupa, si representa un desafío, si te ilusiona, si te genera dudas, si te enfada, lo que sea, que se note. Tienes que vivir lo que estás contando. Tienes que vivirlo en tiempo real. Si algo te preocupa, pues lo cuentas desde tu preocupación. Y cuando estás muy conectado y te importa lo que estás diciendo, debería salirte de forma natural. Entonces aquí hay nuevamente un darse permiso, a la gente no le sale porque no se da permiso, porque cree que si habla de determinada manera ante determinadas personas va a ser X, va a ser un arrogante o va a ser naif o va a ser infantil, dices no, yo soy una persona que creo en lo que estoy contando que para mí es importante por X y desde ahí lo cuento.

Aurora Michavila:
[14:08] Para mí estos tres focos son los que me ayudan también a que se vea que estoy en el presente y a estar yo en el presente.

Loïc Malsch:
[14:17] El último es casi un trabajo de actor, parece una clase de actuación, de vivir lo que estás haciendo.

Aurora Michavila:
[14:24] Sí, fíjate con el tema de la actuación que es súper interesante porque yo que he estudiado arte dramático y que me he dedicado a ello durante un tiempo y utilizo herramientas de entrenamiento actoral en algunas de mis formaciones, pero cuando uno está hablando en público no está actuando, no te estás convirtiendo en otra persona no estás, jugando a nada, estás, siendo tú estás tirando de tus.

Aurora Michavila:
[14:51] Intenciones, que esa palabra la has dicho antes y me encanta porque la gente habla de, es que no sé cómo transmitir emociones, ponle intención a algo, di las cosas con intención y la emoción viene detrás porque va de la mano, va pegada como un velcro, ¿no? Entonces cuando uno está hablando en público en el formato que sea, no se tiene que convertir en quien no es, al contrario, tiene que ser mucho más de lo que es, darse más permiso para eso. Y el actor y ahí según con qué actores hables, te contarán una historia, te contarán otra, ¿no? Pero desde mi experiencia actoral también el entrenamiento que yo hice o las técnicas que yo aprendí, pero para mí el entrenamiento actoral no se convierte en pretender, sino en aprovechar circunstancias imaginarias de un contexto, de un personaje de una situación.

Aurora Michavila:
[15:39] Para expresar partes tuyas que a lo mejor no expresas en tu vida real o que sí, pero en momentos muy puntuales un actor explora desde adentro entonces tiene que saber, llegar muy rápido a sus emociones para sacar sus sombras, su lado oscuro sus reacciones desde el miedo Desde la curiosidad, desde la desesperación, desde el anhelo, desde el amor más profundo, incondicional, desde la ceguera. En el fondo son emociones humanas que todos tenemos. Cada uno tiene que saber cómo llegar a ellas un actor para sacarlas a través de una escena, un personaje, una situación. Entonces, ese trabajo de tocarlas, bueno, no hace falta que lo haga alguien cuando habla en público, pero se tiene que dar un poquito más de permiso para que salgan algunas de esas emociones y la palabra clave es decir las cosas de manera intencionada.

Loïc Malsch:
[16:40] Sí, me hace pensar en un libro que leí hace un tiempo del legendario director del Actor Studio, el Inside Inside de James Lipton, que justamente va de esto, de descubrir una emoción tuya, que puedas exportar, digamos, al personaje que estás representando, pero que la emoción sea tuya, no que sea un fake. Es 100% honesto.

Aurora Michavila:
[17:09] Es que es muy difícil. Bueno, también hay en las sitcoms, muchas veces están las comedias de situación, muchas veces trabajan más desde afuera que desde adentro, desde lo gestual y tal, representan emociones, pero ese trabajo actoral en el que hay más verdad nace de esa emoción tuya, Que a lo mejor, bueno, llegas a ella y la aplicas en una situación, en un contexto determinado, ¿no?

Loïc Malsch:
[17:40] Y lo mismo que la emoción, que te das permiso, también hablabas antes dentro de este foco, ¿no? De expresar, me imagino que también a nivel corporal. Y cuando estás delante de una audiencia, ¿tienes que exagerar también o ayuda a exagerar ciertas cosas, no tanto quizás de emoción o también, a ver qué nos dices, pero igual de postura, de gestos, dependiendo de lo numeroso que sea la audiencia o no, uno tiene que ser uno mismo y listo.

Aurora Michavila:
[18:08] Bueno, yo creo que, a ver, que hay muchas posibilidades aquí, ¿no? Yo juego y enseño y trabajo porque creo en ello, porque funciona, me parece además que es más honesto y es más fácil de hacer, trabajar desde la verdad de uno. Yo, como me doy mucho permiso, soy no exagerada, pero amplifico algunas cosas cuando estoy en escenarios grandes y me sé ecualizar cuando estoy hablando de lo mismo en un escenario más pequeño, como la semana pasada en una reunión en Madrid con directivos de una gran compañía para un proyecto muy importante. Y que estaba vendiendo el proyecto, o sea, que no es que estábamos formándonos. Y entonces yo me levanto para contar lo mío, porque no estamos todos sentados, digo, te voy a contar y me levanto y te lo voy a contar, me levanto, lo cuento, pero claro, con la emoción que me sale cuando yo cuento algo en lo que creo o con esa intención de que se entienda muy bien la importancia de determinadas partes, que hace que sea expresiva en la manera de contarlo, en las palabras que utilizo, en el ritmo que le meto a las cosas.

Aurora Michavila:
[19:37] Y me doy ese permiso y lo ecualizo. Entonces, yo creo que no hay que exagerar, sino que hay que ser conscientes de que dentro de nuestro rango de expresividad tenemos polos, tenemos la versión más minimal, la versión más íntima y tenemos la versión más amplificada.

Aurora Michavila:
[20:02] Y si eres consciente de que, claro, tú estás en la cama con tu pareja y si sacas la amplificada, pues es que como tienes sentido, el espacio es pequeño, la energía va a otro ritmo, entonces sacas la misma intensidad pero desde lo íntimo, pero te pones en un escenario que tienes a 500, 600, 1000 personas delante y si lo haces todo muy pequeño, es muy posible que esa energía no llegue. Entonces tienes que llenar más el espacio, lo llenas con más voz, proyectando más.

Aurora Michavila:
[20:32] Probablemente los gestos sean más concretos y más amplios, más expansivos, tu movimiento a lo largo del escenario, no te quieres quedar en un solo sitio porque al final la gente tiene que sentirse incluida, entonces te vas moviendo, pero no porque los nervios mandan órdenes a tus piernas, sino porque en el fondo te estás dirigiendo a las distintas partes de la audiencia y te vas acercando a ellos desde distintos puntos del escenario. O porque para contar algo te ayuda a ti como si lo estás pensando mientras lo vas diciendo, te paras en un punto para decir algo importante, luego te vuelves a mover, te vuelves a parar en otro punto, entonces son cosas que te ayudan a ti en el fondo a disminuir ese espacio con el que tienes delante, entonces para mí no es tanto de si hay que exagerar, hay que hacerlo grande, regreso al sentido común, es cómo te acercas de forma más efectiva a las personas que tienes delante, cómo lo haces más humano, cómo lo haces más creíble, que te crean a ti, sacando todo esto que llevas dentro Sí.

Loïc Malsch:
[21:42] Sí mientras hablaba me pensaba en conciertos pues no es lo mismo estar tocando en el San Jordi que en una sala pequeña con un Nemplug, sería la versión Nemplug, la modular un poco estás tocando la misma canción pero no de la misma manera porque la audiencia ha cambiado Eso es.

Aurora Michavila:
[22:03] Es un tema de adaptarse al contexto, a la situación al número de personas, al espacio que tienes, a la energía que hay en la sala.

Loïc Malsch:
[22:13] Aurora, cuando entrenas o cuando tú das estas conferencias o cuando entrenas a gente para dar charlas más o menos multitudinarias, entrenas la parte de cuando estarán haciendo y que tienen que preparar y tal para cuando están en el escenario, ¿también preparas toda la parte previa? ¿Si les ayudas a preparar la charla?

Aurora Michavila:
[22:37] Absolutamente, me arremango hasta el fondo. Es más, para mí es una parte muy importante y una parte importante per se, de la charla, por supuesto, y una parte muy importante de mi trabajo, quizá a diferencia también de otros formatos, allá afuera de gente que hace cosas como yo. Yo me arremango, yo me centro mucho en la capacidad de influencia. Para mí el hablar en público lo trabajo desde esa capacidad que tenemos en la ocasión que nos dan de hablar con otras personas, de poder influir en percepciones, en actitudes, en comportamientos, para que después de tu charla las cosas, algo haya, haya habido una pequeña transformación o un impacto muy concreto. Si alguien tenía dudas al entrar, sale sin dudas. Si alguien estaba desmotivado, sale sabiendo cómo mantener la motivación un ratito más. Si alguien no sabía cómo tomar una decisión, ahora tiene criterios y variables para poder tomarla con seguridad. A eso me refiero con que haya una transformación, un cambio. Entonces, es muy importante, obviamente, cómo cuentas y cómo dices las cosas, pero es absolutamente importante qué es lo que dices. Y yo ahí trabajo muy a fondo y tengo una metodología creada para ayudar a que la gente cuente cosas más relevantes, para empezar, con claridad, que sean absolutamente más memorables.

Aurora Michavila:
[24:06] Porque cuando tú ya no estés delante es cuando las decisiones se toman o se mantienen si es una cosa motivacional sales con un chute de energía has ido a ver a Tony Robbins, muy bien, pero mañana.

Aurora Michavila:
[24:17] Tony Robbins no está en tu casa entonces a ver cómo lo hacemos tienes que mantener esa motivación y entonces, necesitas hacerlo también memorable ayudar a que recuerden y.

Aurora Michavila:
[24:30] Es un tema de forma y es un tema de fondo, de mucho fondo. Al final piensa que las personas tenemos muchas cosas que contar. Si es un proyecto de trabajo porque te ha llevado mucho tiempo, has descubierto muchas cosas, has pasado por muchas fases, el cliente quizá ha pagado mucho dinero o tu jefe te ha dado mucho tiempo para hacer eso. Entonces, la tentación de contar de más para demostrar, pues está ahí. Y hay que saber autoeditarse y elegir qué es lo que cuento, de toda esa cantidad de cosas que puedo llegar a contar. Luego, es importante entender que de todo lo que además puedo contar, lo interesante y lo que nos ayuda a ganar esa capacidad de influencia es conectar lo que yo sé con lo que al otro realmente le importa, para hacerlo relevante. Entonces, es también saber encontrar de todo lo que cuento, qué elijo en función de a quién tengo delante en ese mismo instante, porque puedo hablar del mismo tema y variar cosas porque las personas que tengo delante en ese momento son otras y les preocupan otras cosas, tienen otras necesidades. Entonces, el conectar lo que yo sé con lo que a la otra le importa. Y todo esto para mí es absolutamente fundamental.

Aurora Michavila:
[25:45] Y mira, la prueba está en que en redes sociales hay muchos vídeos que se hacen virales de cosas que son entretenidas, que algunas ni las entiendes, ¿no? Es alguien haciendo pom pom y dices, ¿y aquí? Dos millones de visualizaciones. Y dices, ¿pero por qué? ¿Qué ha pasado? Y dices, bueno, pues yo qué sé. A la gente le ha hecho gracia. Bien, pero luego están todos esos trocitos de vídeos, los nuggets de los vídeos de una Marian Rojas Estapé o de un Víctor Cúper de personajes ya públicos que, hablan de sus temas, haciéndolos muy cercanos, hablando en un lenguaje muy de calle y que las personas se pueden identificar con lo que dicen de forma muy rápida y esos vídeos no son entretenidos esos vídeos lo que son es contenido informativo, son ideas ideas.

Loïc Malsch:
[26:38] Pero consiguen ser entretenidos.

Aurora Michavila:
[26:40] Porque están muy bien articuladas las ideas. Y cuando un vídeo de 30 segundos de una Marian Rojas Estapel circula, es porque lo que dice es relevante, porque lo que dice sirve. Entonces, a lo que voy es a la importancia de trabajar el qué cuento y cómo lo acerco, cómo lo cuento luego para acercarlo a las personas. Ya no desde… Cómo me muevo por el escenario, sino de qué recursos utilizo también de oratoria para que eso sea más claro, cómo convierto esas ideas quizá en mantras que tengan más sonoridad, que sean más escuetos, más sintéticos, más, como se dice en inglés, insightful, más reveladores. Y todo eso es un trabajo de fondo, de forma del fondo, más allá de la forma cuando estás en el escenario.

Loïc Malsch:
[27:28] Y recomiendas cuando son charlas, una presentación delante de mil personas que tienes un tiempo impartido y tal, entrenas y recomiendas que se sepan exactamente lo que van a decir o dejas lugar a la improvisación, que se lo memoricen 100 por 100. ¿Cuál es tu recomendación última? Si yo la semana que viene tengo que dar una charla delante de 500 personas, tengo un tema muy definido y tal, ¿mejor que me aprenda palabra a palabra lo que voy a decir o más o menos con cuatro bullet points ya voy tirando?

Aurora Michavila:
[28:09] Bueno, no es ni A ni es B lo de más o menos con 4 bullet points voy tirando es arriesgado tienes que estar reflexionado mucho para tener mucha claridad y haberlo contado muchas veces para que esos bullet points no se te vayan de las manos Sí.

Loïc Malsch:
[28:25] Yo no me atrevería, ya te lo digo ya la semana que viene irme delante de 500 personas con 4 bullet points no demasiado riesgoso Pero es.

Aurora Michavila:
[28:34] Un poco tramposo también lo que te estoy diciendo, porque Porque te explico, yo no creo en el aprendérselo de memoria, de la A a la Z, por una razón muy sencilla. Primero, o por tres razones probablemente, primero te lo has aprendido en formato leído. Y lo has dicho muchas veces, pero como te lo has aprendido de memoria y no eres actor, estás recitando lo mejor que puedes, pero no suena natural. Porque estás tratando de modular la voz y no estás conectando realmente con lo que estás diciendo. Estás haciendo un estereotipo probablemente de cómo tiene que sonar eso. Dos, porque el riesgo de quedarte en blanco es muy alto a lo largo de absolutamente toda la charla. Porque te lo has aprendido de memoria, frase a frase. Yo tengo clientes que lo han hecho así, que es absoluta incapacidad. Entonces, bueno, también hay un proceso en el tiempo. Y dices, bueno, vamos a empezar porque si arranquemos con esto, la próxima ya no te dejo, pero vamos por pasos, ¿no? Yo creo que al final el aprendizaje es progresivo y es acumulativo. Entonces, cuando lo hacen así, el problema es que están con miedo a olvidarse una frase todo, todo el rato. Y si te olvidas una frase como no estás pensando… Chao.

Loïc Malsch:
[30:01] Se desmonta todo.

Aurora Michavila:
[30:03] Se desmonta todo, no estás reaccionando. Es como ir en un coche cuando vas detrás de alguien que sabe el camino y te dice, tú sígueme. Tú no piensas en ese momento o vas con el piloto automático. Entonces, claro, el otro se salta a un semáforo, a ti se te pone o no se lo salta, le da tiempo a pasar el semáforo, a ti no. Y tienes que pensar muy rápido porque no estás en modo pensar, estás en modo te sigo. Entonces con esto es lo mismo, estás en modo vomito lo que he aprendido y en el momento en que algo te falla no tienes suficiente probablemente experiencia como para saber cómo reaccionar y es muy arriesgado. Y luego la tercera razón es porque no te permite tampoco reaccionar en el momento. Si yo veo que se están aburriendo, si yo veo que hay algo que parece que no están de acuerdo, bueno, voy a seguir con mi guión frase a frase y no tengo la posibilidad, que es oro y es lo único que tienes, la posibilidad en tiempo real de cumplir tu objetivo. Entonces, si tienes que acortar, acortas. Si tienes que expandir algo, si tienes que poner un ejemplo adicional, si tienes lo que sea, lo haces sobre la marcha porque el objetivo es que salgan habiendo aprendido, entendido, lo que sea, o comprado tal idea. Y no tienes esa capacidad de gestión de la información.

Loïc Malsch:
[31:32] De adaptación a lo que estás viendo.

Aurora Michavila:
[31:35] A lo que está sucediendo en tiempo real. Reacción desde ahí, modifico lo que tenga que modificar sobre la marcha. Entonces, por eso yo no lo recomiendo. Por otro lado, lo que decía de los bullets. Yo lo que sí que recomiendo es como…, Tu trabajo de preparación de una charla es exhaustivo. Exhaustivo no exhausto. Exhaustivo en el sentido de que agotas todas las posibilidades.

Loïc Malsch:
[32:03] Puede llegar a ser exhausto también.

Aurora Michavila:
[32:05] Puede llegar a ser muy exhausto. Y muchas veces digo, ay, por Dios, me he perdido.

Aurora Michavila:
[32:12] Tienes muchos momentos como de bloqueo. Pero es parte del proceso normal de creación de cualquier cosa. Cuando tú tienes esa presentación, esa charla o lo que sea, o sea, es exactivo porque deberías analizar primero quién va a estar ahí, qué les preocupa, qué saben, qué no saben, qué han oído de segunda mano, qué experiencias tienen, lo que sea, todas las preguntas que te puedas hacer, que te van a ayudar a ti, no solo a elegir lo que les cuentas, sino el cómo y por qué se lo cuentas, porque tienes que superar esas barreras esas resistencias posibles de las personas que te escuchan respecto a lo que tú les dices cuando ya haces ese trabajo previo luego decides qué cuento me centro en estas cosas cuál es el mejor relato cuál es el mejor orden la mejor lógica para contar todo eso es un proceso de mucha toma de decisión y que pasas mucho tiempo con tu material está muy interiorizado en el fondo todo lo que quieres contar Entonces, lo acabas de articular, lo articulas en más o menos bullets, pero un poquito desarrollados y yo lo que recomiendo y es lo que yo hago es me aprendo, yo sé absolutamente todo lo que quiero decir, todo.

Aurora Michavila:
[33:33] Lo que no sé es exactamente cómo lo voy a decir cada vez, porque puede haber muchas variaciones o unas cuantas variaciones, pero sé el orden, sé lo que quiero decir y si hay alguna frase importante…

Aurora Michavila:
[33:46] Que dicha sí es muy clara, resuena muy bien, pues esa te la aprendes. El principio y el final también te la aprendes, y ahora hablamos de eso si quieres, pero el resto te aprendes la lógica, el orden de todos los elementos que vas a contar. Y eso lo tienes en la cabeza y lo repites muchas veces hasta que llega un punto donde está tan interiorizado que está ahí y no te quedas en blanco de la frase. Y es raro que se te salte un punto. punto viene el siguiente, no pasa nada, al final ellos no saben lo que tú vas a contar y entonces nadie se entera. Pero ya no estás con ese riesgo y tienes además, si te das permiso y te entrenas y tienes la capacidad de hacerlo, de ser muy flexible e incorporar cosas que te vengan en ese momento a la cabeza. A mí me pasa todo el tiempo. Estoy hablando de algo que me he preparado y me viene un pensamiento, hago una conexión en el momento e incluyo algo que no había ensayado ni preparado, pero lo tengo.

Loïc Malsch:
[34:43] Eso es un riesgo añadido. Es decir, puede salir muy bien porque lo hace muy cercano y también puede decir después, a mí me ha pasado, esto lo he dicho y no era correcto decirlo ahora porque no acaba de encajar o lo he dicho de tal manera que no me ha encajado bien cuando la idea era buenísima. Bueno, estas cosas pueden pasar. Es el riesgo de incluir cosas nuevas.

Aurora Michavila:
[35:03] Sí, y aprendes de ello y aprendes, yo creo que al final lo que hay es que aprovechar cada situación de todo en la vida para aprender, algo hiciera pues mira, o esto era una buena idea, pero la ejecución no ha sido no ha sido fina, o no esto me ha sobrado, no tenía que haberlo dicho pero bueno, tampoco ha pasado nada, lo que sé y te lo explicas a ti mismo pero bueno, ese es para mí un poco el formato, y luego es muy importante también el cómo lo ensayas para que no se te vaya de la cabeza, para que lo puedas memorizar y mantenerlo más tiempo en el recuerdo. Pero independientemente de cómo lo ensayes, lo importante para mí es no aprendérselo todo de memoria.

Loïc Malsch:
[35:48] Y muchísima preparación que hace que tú no sabes exactamente cómo lo vas a decir, pero sabes perfectamente cada concepto y cada cosa que sí vas a decir.

Aurora Michavila:
[35:58] Exacto. Y algunas cosas sí que sé cómo las voy a decir porque, ya te digo, son frases o ideas que están tan bien articuladas que digo, lo voy a decir así. O de tanto repetirlo en los ensayos, pues muchas veces dices las cosas muy parecidas.

Loïc Malsch:
[36:13] ¿Cómo ensayas? ¿Te grabas? ¿Ensayas delante de alguien? ¿Delante del espejo? ¿En la ducha? ¿Cómo lo haces?

Aurora Michavila:
[36:20] Bueno, como yo ensaye, piensa que yo llevo muchos años dedicada a esto y me dedico profesionalmente ¿Cómo aconsejas que ensayen? Claro, yo ensayo como le digo a otra gente que ensaye, pero a lo mejor a otras personas le diría que hicieras además más cosas Lo primero que te voy a decir es que lo del espejo no funciona ¿Por qué? ¿Por qué? Pues porque cuando uno está en el espejo, está centrado en sí mismo. Y se está mirando y está tratando de trabajar para el resultado.

Loïc Malsch:
[36:54] Otra vez lo que decías al inicio.

Aurora Michavila:
[36:56] Claro, volvemos al inicio. Entonces, tú lo que tienes es que asegurarte de que lo que dices se entiende. Se entiende porque está bien explicado y el orden y la lógica está bien construida. Se entiende porque articulas, hablas despacio o a un ritmo que se te pueda entender, etc. Y que estás conectando, se entiende también porque se entiende la intención de por qué dices algo y se nota, ¿no? Se entiende desde ahí. Entonces, que pongas una cara o pongas otra, a ver, que es que no te están haciendo un plano corto de tres segundos que va a salir en los cines IMAX a una pantalla de, no sé, dos kilómetros cuadrados, ¿sabes? No. Entonces, eso no es lo importante. Entonces, lo que tienes que hacer para ensayar.

Aurora Michavila:
[37:48] Por fases. Primero lo preparas mucho. Mucho es repetición. Y ahora vemos cómo además puedes fijar más el recuerdo en manera de cómo lo repites. Pero uno es un tema de repetición. Luego, lo que sí que recomiendo es que te grabes. Yo esto ya no lo hago. Lo hago con el audio a veces, pero no siempre. Pero recomiendo que te grabes y que te grabes en vídeo. Entonces lo primero, y lo ves por fases, primero lo escuchas, no te miras, y escuchas para ver si está siendo cansino, pesado, todas las cosas que puedas aprender de cómo suena lo que dices para poder modificarlo, corregirlo. Luego te ves y te ves desde el punto de vista dado que estamos imaginando que es para dar una charla no para grabar no para para dejar algo grabado en vídeo ¿vale? Entonces te estarías viendo para ver físicamente qué captas y hay que ir con cuidado porque la cámara no puede.

Aurora Michavila:
[38:53] Es engañosa. La cámara, según el ángulo, magnifica posturas que a lo mejor luego no se ven tanto o que no son tan así. Entonces, bueno, hay que coger las cositas un poco con pinzas. Pero sí que hay cosas que vas a ver. Si tú estás haciendo, que la gente hace muchos gestos que no tienen mucho sentido, ¿no? O que lo gesticulan todo muy en pequeño. Pues lo vas a ver como de, uf, relax, me estás mareando, ¿no? Deja de hacer tantas cositas con las manos, que parece un poco como en el cine cuando alguien abre un caramelo y ya está, que te dan ganas de decir, chita, ábrelo ya de una vez, hombre.

Aurora Michavila:
[39:32] Pues esto, cuando ves a alguien hablando con muchos gestos, pero muy pequeños y tal, o que se mueve mucho, esto lo captas para repetir y corregir. Entonces, eso es lo que yo recomiendo que hagas. Audio primero, no te ves y luego te miras y corriges esas cosas. Y para recordar más, pues lo que recomiendo es, hay varias técnicas y varias cosas que puedes hacer, pero repetición por supuesto, luego repetir y determinados gestos que los puedes marcar. Y esto es maravilloso porque como está todo interconectado si tú cada vez que dices y lo que no importa lo que no aporta no importa y lo que no aporta no importa porque es una frase importante lo que no aporta no importa cuando estés en el escenario tu cuerpo hará y la frase vendrá detrás entonces si lo asocias a determinados movimientos te ayuda o cuando estás cambiando dices voy a hablar de tres cosas importantes Pues la primera, me estoy aquí, para la segunda me muevo en esta parte y cuando llegue aquí ya suelto la idea importante. Entonces, el coreografiar un poquito algunos de los movimientos ayuda.

Aurora Michavila:
[40:51] Ayuda de manera exponencial. Luego, recomiendo también no ensayarlo todo en el mismo lugar. O sea, si yo ensayo mucho desde como estoy ahora, pero de entrada voy a dar una charla delante de mil personas en un escenario, pues es que no tiene nada que ver que esté yo aquí sentada con que esté allí. Primero voy a tener que estar de pie, pero como no tengo la oportunidad de ensayarlo en el lugar final, en el destino final, pues necesito asegurarme de que nada me descoloque. Entonces lo ensayo en diferentes lugares. Me muevo por la casa, fregando platos, salgo por la calle para que ni los ruidos, ni los olores, ni lo que vea me descoloque. Porque se fijan también los recuerdos en función de olores, de sensaciones, etc. Si eso quiero que no me descoloque después, bueno, pues lo practico en diferentes escenarios. Y luego la visualización, que para mí es fundamental, fundamental la visualización, que es lo que hacen los, bueno, para empezar, los deportistas de élite, Rafa Nadal o de cualquier deporte entrena la visualización que básicamente es hacer un recorrido.

Aurora Michavila:
[42:20] Desde sensorial, experiencial pero desde la capacidad de visualizar, de imaginar y haces un recorrido de todo lo que va a ocurrir pero de forma vívida y con detalle no más o menos, no más o menos te levantas, desayunas, te duchas lo vas viendo, lo vas viendo y llegas allí, te preparas te colocas delante de la gente y vas diciendo todo en voz alta o en tu cabeza vas repitiéndolo.

Aurora Michavila:
[42:52] Para ir sintiendo, en ese momento lo que vas a vivir. Y es brutal porque como el cerebro no distingue entre realidad y ficción, cuanto más vívido sea esa capacidad de imaginar algo, pues el cerebro lo vive como está pasando. Y entonces te ayuda a entrenar emocionalmente también cosas que puedes llegar a vivir en ese momento. Es como un ensayo general fuera del lugar exacto donde va a tener luego el evento o el acto. Y a ti te permite entrenarte y cuando llegas allí ya no es la primera vez que vives eso. No es exactamente, pero no es la primera. Y hay una diferencia brutal.

Loïc Malsch:
[43:41] Totalmente. Y también aconsejas, siempre hay que intentar hacer esta visualización lo más positiva posible y como tú quieres que salga y tal, por lo que comentas del cerebro, que es casi como si lo estuvieras haciendo realmente. También aconsejas que se pongan en alguna, que piensen en alguna situación de una cosa que puede salir mal para saber qué hacer en este momento si es que llega a pasar.

Aurora Michavila:
[44:07] Absolutamente, recomiendo hacerlo, a veces es más complicado porque es como que estoy ahí visualizando y ahora me tengo que salir para darme la orden de meter ahí un condicionante complicado, pero lo recomiendo porque es parte de ese entrenamiento, entonces lo que puedes hacer es vale, voy a imaginarme que empiezo y tal y me falla el proyector o me falla el micro o, me pasa cualquier cosa y entonces ya es como una variable que has incluido en las reglas de la visualización y lo practicas desde ahí. Y la otra forma también de incluirlo es como tú lo vas diciendo, en voz alta o en voz baja, pero vas recorriendo toda tu charla, tu presentación, si te trabas, como estás visualizando que estás en ese escenario o que estás en esa reunión o lo que sea, tienes que resolver en el momento. Y te vas a sentir el nervio, lo que sea que tengas que sentir, es muy probable que se active o que se altere. Pero para eso tienes que estar, hacerlo muy vívido, No jugar a… No, nos lo tomamos en serio.

Loïc Malsch:
[45:26] Antes comentabas el inicio y el final de una charla de estas.

Loïc Malsch:
[45:31] ¿Cómo hay que prepararse para el inicio y cómo lo planteas tú? Tanto primero el inicio, para empezar por orden, y luego el final.

Aurora Michavila:
[45:41] Pues mira, el inicio y el final son importantes porque son de las cosas que más se recuerdan. Y de hecho por eso en una charla es recomendable pensar en ella como que tiene, es un relato único que tiene una coherencia y una lógica de principio a fin pero que tiene sus partes y que cada una de las partes tiene las capacidades de arrancar, o sea más allá del arranque inicial de la charla, las diferentes ideas o cosas que quieras contar, si eres capaz de arroparlas con sus principios y finales, vas a hacer que tú lo recuerdes mejor y que las otras personas también, ¿no? Entonces, esa es una de las razones por las que son importantes. Luego, además, el inicio en concreto es ese momento donde tú rompes el hielo con la audiencia, es la primera vez que, o sea, abres la boca por primera vez y estás seteando un poco el tono de lo que viene. Entonces, si tú arrancas hola, buenas tardes, bueno, esta es la agenda del día, y se dice, uuuh, vale, esto va a ser un rollo vale, ya sé lo que tengo que hacer que es desconectar de entrada ya has.

Loïc Malsch:
[46:53] Perdido a toda la audiencia.

Aurora Michavila:
[46:54] Da igual lo que vayas a decir después desconexión punto cero desde el minuto cero entonces es importante porque es una forma de anticipar la expectativa de que va esto chicos, que esto, pues esto va a ser interesante y luego te permite captar esa atención para enlazarlo con el arranque del contenido. Normalmente arrancas con algo más de un recurso de lo que sea que utilizas. Y el cierre es importante porque, te decías, es de las cosas que más se recuerdan y porque, además… Te da a ti la oportunidad de dejar un legado ahí, de no cerrar con un… y ya está. O con la última cifra que tienes en la tabla o con la última tontería, o no tontería, pero que hayas dicho. Es ese momento donde dejas tu legado para que reflexionen, para que actúen, para que recuerden lo importante, si recapitulas, para inspirarles, para empoderarles con lo que sea y entonces, es una gran oportunidad para poner ese broche de oro.

Loïc Malsch:
[48:14] Fíjate que a nivel personal me resulta muy difícil mucho más difícil el cierre que el inicio, ¿por qué? Porque cuando no son charlas importantes pero una reunión de equipo, semanal o mensual donde sí quizás te llegas a preparar poco o mucho el inicio y lo que quieres decir, pero muchas veces nos dejamos el cierre, bueno, ya lo importante ya lo habré dicho, pero hace que todo se vaya ahí como un suflé, ¿no? Rebaja todo porque no lo has cerrado bien y has cerrado con cualquier chorrada.

Aurora Michavila:
[48:50] Sí, el cierre además, yo lo veo mucho en las formaciones, tiene que servir para que ellos sepan que has terminado y tú también, además, ¿no? Entonces yo veo que mucha gente acaba de hablar con lo último que ha dicho y, entonces nos quedamos todos ahí como diciendo no aplaudimos todavía que no ha acabado, todavía viene algo, y es que claro, es que no ha sentenciado el final y se tiene que notar, claro, nosotros aquí no vamos con subtítulos como en las pelis, bueno en las pelis ya se sabe que ha terminado, pero además pone antes ponía The End, ahora no, ahora te aparecen ya los créditos pero hay una señal de muy clara.

Loïc Malsch:
[49:30] Esto ya está, ya te puedes levantar y chao.

Aurora Michavila:
[49:32] Se ha resuelto lo importante, te han dejado ahí un regalito de última hora y te ponen los créditos. Pues en una charla hay que tratar de reproducir eso de otra manera porque si no la gente se queda así, pues ya está o no está. Y el sabor de boca que te quedas es tremendo, claro.

Loïc Malsch:
[49:50] Antes de empezar una charla, ¿tú tienes alguna rutina? Hablabas de Tony Robbins antes que, no sé, salta y hace mil cosas antes de empezar sus charlas para nivel energético estar preparado o ponerse al nivel que él quiere estar ¿tú tienes alguna?

Aurora Michavila:
[50:07] Bueno, yo hago lo que me demanda la situación en concreto y en función también de de dónde venga yo, ¿no? O sea, yo por las mañanas me gusta mucho más estar espabilada a primera hora, voy más lenta. Entonces si tengo una charla como me ha tocado, pues nueve en la mañana da igual si yo me levanto a las siete pues que yo a las nueve todavía no estoy pero claro, ¿tengo qué? Me están pagando, entonces tengo que estar ahí dándolo todo pues tendré que hacer cosas energéticamente un poco más altas si es algo por la tarde yo ya vengo con energía entonces ¿qué cosas hago? Primero lo que me aseguro es de liberarme de la energía que no toca en ese momento porque hay cosas que te pasan, que tienes en la cabeza que te preocupan entonces eso te lo tienes que quitar entonces para quitármelo a veces es algo físico, yo siempre recomiendo trabajar desde el cuerpo porque el cuerpo te ayuda a estar en el presente el cuerpo.

Aurora Michavila:
[51:02] Te ayuda a conectar con muchas cosas algo físico desde el cuerpo, Tony Robbins vota, yo igual no voto, él también hace otra cosa que es, va caminando hasta el lugar en el que tenga que dar la charla o lo que sea, pues igual le llevarán en coche y dice, estamos a 15 minutos andando, déjame aquí. Y en ese tramo, pues también se espabila, se energiza y tal. Es otra forma física de ponerte en energía y va pensando en lo suyo y tal. Entonces, cosas así, yo no voto, pero cosas físicas sí. Luego, cosas que recomiendo también, bueno, hay la música. La música es algo que nos coloca automáticamente en un lugar emocional X, ¿no? Entonces, yo recomiendo a la gente que se haga sus playlists para en función del tipo de charlas que dan, ¿no? Si das charlas que son más íntimas, más introspectivas, pues a lo mejor te colocas tu música que te coloca ahí un ratito en ese lugar.

Aurora Michavila:
[52:08] O si das charlas más a lo Tony Robbins, pues igual te metes a algo un poco más hardcore. Pero lo que a ti te ayude al final, lo que te sirva. Y luego las respiraciones. Las respiraciones funcionan muy bien porque son un poco el espidifen o la aspirina para calmar nervios. Yo creo que los nervios vienen de al menos de dos lugares importantes. Uno es de no sé si con lo que vengo, es adecuada, entonces es un tema más de preparación, de no haber tomado las decisiones adecuadas, de dudar ahora del contenido, ¿no? Y eso, pues claro, te hace estar nervioso. Y la otra es, si no dudas del contenido, pero igualmente hay mucho en juego, hay mucha gente, tienes poca experiencia, o da igual, tienes mucha, pero no en ese tipo de escenario, tienes un mal día, la razón que sea, que se activa y es más un poco en el momento. Y eso lo puedes resolver con estas aspirinas, como por ejemplo la respiración, respiraciones cuadradas, donde la exhalación siempre es más larga que la inspiración. Tomas aire más rapidito y lo sueltas un poco más lento y haces una pausa, una retención entre medio. Inhalas, te detienes, exhalas, te detienes, inhalas otra vez, te detienes, exhalas, te detienes.

Loïc Malsch:
[53:32] No sé, cuentas, inhalo en tres, exhalo en cuatro.

Aurora Michavila:
[53:36] Sí, exhalo en 6, luego exhalo en 9, luego en 12, lo vas alargando. La retención, pues igual, inhalo en 3, retengo 3 y suelto en 6 o en 12. Vas alargando todo lo que puedas. Y esto te ayuda automáticamente a activar ese sistema del relax, ese sistema de todo el aparato digestivo que hace también que todas las glándulas que segregan la saliva se detengan, se pongan en stand-by, entonces se te seca la boca. Entonces, a medida que activas tu sistema del relax, pues todo tu organismo empieza a funcionar como cuando estás relajado, ¿no? Y al final notas una serie de cosas físicas que te relajan, aparte del ritmo cardíaco, ¿no? Que baja de revoluciones y eso hace que tengas menos sangre que te va circulando por todos lados y, por tanto, tengas menos necesidad de moverte a lo loco, ¿no? Entonces, eso también lo hago siempre.

Loïc Malsch:
[54:34] Ahora, no todas las interacciones que tenemos con charlas son con mucha gente. De hecho, la mayoría no lo son. Tú también ayudas y bueno, en tu Instagram tienes muchos consejos muy buenos para hablar con una o dos o tres personas. ¿no?

Loïc Malsch:
[54:55] Ahora que ya llevamos un rato, solo centremos en, me gustaría que nos dieras algunas, no son trucos, pero algunas pautas o recursos para conversaciones difíciles. Pues yo que sé, cuando hablas vas a negociar algo que para ti es de mucha importancia y te pone nervioso. o hablas con alguien que te cae fatal o es un problema complicado. ¿Tú tienes algunas cosas ahí que pueden ayudar?

Aurora Michavila:
[55:26] Sí, lo que pasa es que lo que ocurre con la comunicación interpersonal, que es esta que dices de petit comité, de uno a uno, donde ya no estamos hablando de me voy a preparar una cosa que te quiero contar y te la cuento lo mejor que puedo, lo mejor que he aprendido a hacer. Esto es una. Lo otro es, pues como estamos hablando tú y yo ahora, entonces tienes que gestionar tus propias emociones, se te activan, a alguien te cae mejor, te cae peor, tienes tus miedos, inseguridades.

Loïc Malsch:
[56:00] El otro va a hablar también, no solo vas a hablar tú.

Aurora Michavila:
[56:03] El otro habla, no solo hablas tú, te interrumpe, te corta, te desvía o lo que sea. Entonces ahí lo que ocurre es que cada situación, cada contexto es muy específico, entonces yo doy muchos consejos o claves para ir afrontando situaciones, pero soy muy cuidadosa en dar muchas generalidades que estereotipan y que es meterse en la boca del lobo. Porque hay tantas variables que en un momento dado intervienen que no todas las conversaciones difíciles son iguales,

Aurora Michavila:
[56:37] ni se dan por las mismas razones, ni se dan con personas que tengan el mismo vínculo o lleven la misma confianza. No es lo mismo hablar con una persona tóxica, o con una persona narcisista, o con una persona que en un momento determinado.

Aurora Michavila:
[56:58] Que no es así, pero se ha equivocado en algo, pero no es que sea tóxica, pues ha hecho algo mal y bueno, pues ha roto el vínculo de la confianza o lo que sea, pero es una sola vez, que cuando es algo reiterado, ¿no? Entonces, yo siempre en todos estos consejos que dices, trato de acotar el escenario, porque no todo vale para todo el mundo, ni todo vale en todas las circunstancias. El contexto es absolutamente la reina de todo aquí, en función de una serie de variables, pues algo sirve, tiene sentido o no tiene sentido.

Aurora Michavila:
[57:33] Yo, si quieres, hablamos de cosas muy concretas, pero soy cero amiga de las generalidades y estereotipos que lo único que hacen es anclar comportamientos que justifican luego el es que yo soy así.

Loïc Malsch:
[57:52] No hay nada peor que esto. Y más en la comunicación, porque es muy limitante esto. Muy limitante. Pues, por ejemplo, una cosa que todos pasamos y hemos pasado, que cada uno, es obvio, va a ser una generalidad, pero acotando un poquito el escenario, pues cuando tú tienes que dar un feedback negativo a alguien en tu entorno laboral, porque ha hecho algo no de la manera correcta. ¿Cómo recomiendas esto?

Aurora Michavila:
[58:27] Pues mira, cada circunstancia es distinta, pero al menos hay diferentes técnicas allá afuera. Hay una técnica que hay gente que es muy fan, hay gente que es menos fan. Yo creo que al final, oye, las cosas las pruebas si te sirven bien, si no, no. Y si te sirve una parte, pues la modificas. Si es que todo esto no lo hemos inventado. Nada está… Esto es un constructo. Estamos viviendo en un constructo que hemos ido heredando y nos seguimos inventando reglas que los árboles no tienen, no sé. Entonces, dicho esto, pues hay una técnica que funciona, le llaman la técnica del sándwich, en vez de ir a la yugular primero, oye mira, es que esto no funciona. Dices, oye, a ver, arrancas con algo más positivo, que no tiene que ser tampoco dolar píldoras gratuitamente, ¿no? Dices, bueno, entiendo que para ti es importante el tiempo que has dedicado a este trabajo, ya está, esto ya es empezar con algo positivo, ¿no? Y agradezco la dedicación, ¿no? O no la agradeces, ya depende. Hay cosas que no ayudan a resolver el problema o hay cosas que no están funcionando o hay cosas que están generando por otro lado una dificultad con fulanito y entonces le cuentas esa parte en el medio más de observación de lo que no te ha gustado.

Aurora Michavila:
[59:57] Y terminas dándole una parte positiva de alternativas si las hay esto se puede resolver de esta manera o le das la opción de que.

Aurora Michavila:
[1:00:11] Te pueda decir algo como lo verías tú si cambiamos tal cosa que necesitas tu para yo creo que al final el sentido común lo que nos dice es si tú quieres decirle algo a alguien.

Aurora Michavila:
[1:00:25] Que no ha hecho bien o que no ha funcionado o que genera dificultades en el equipo y lo que quieres es resolver la situación para que no vuelva a pasar, para que haga las cosas de forma diferente, no tiene mucho sentido el ponerte a la otra persona a la defensiva desde el minuto cero. Yo tiro mucho de sentido común. Si no tiene sentido, Entonces, no vamos a empezar ayudando a que esa persona se coloque en esa situación. ¿Y qué es lo que nos coloca en la defensiva? Cuando nos sentimos atacados, cuando nos dicen sin ningún filtro lo malo y probablemente dicho con enfado, con irritación, con frustración o con lo que sea. Con una emoción ahí un poquito cargada entonces tiene más sentido arrancar con algo un poco más leve.

Aurora Michavila:
[1:01:23] Que contextualice, que ayude a entender, ¿no? No puede ser nada superpositivo, es, ya sé que has tenido poco tiempo, ni bueno ni malo, esto es neutro, es contextualiza, ¿no? Aún así hay cosas que… Luego otra cosa maravillosa que está en uno de los vídeos que compartí y que comentabas, es el tratar de evitar el pero. Porque cuando decimos este feedback a veces es, no, ha estado muy bien, está muy bien, pero… Y al momento en que dices pero, el otro dice ya, esto no ha estado muy bien borras todo lo que has dicho antes, claro, ya eso no, eso no funciona o sea, que la gente no confunda el sándwich con todo muy bien, pero no, entonces hay una técnica los que hemos estudiado arte dramático lo hemos aprendido en algún momento, sobre todo en técnicas de improvisación teatral, que tiene técnicas maravillosas y que es un máster en el ser humano. Entonces hay una técnica que se utiliza para hacer que la improvisación avance y evitar la no aceptación de lo que te da el otro. Entonces, para no negar lo que tú me estás dando, se trabaja con el sí y además o sí y.

Loïc Malsch:
[1:02:42] Es decir, prohibido el pero y en cambio sí y.

Aurora Michavila:
[1:02:47] Entonces eso se trabaja mucho como ejercicio de improvisación y es maravilloso porque hace que la historia vaya avanzando de una forma diferente. Y si te lo llevas al mundo real, pues es una forma brutal de quitarte ese pero y sustituirlo por otra cosa, ¿no? Sí, dime.

Loïc Malsch:
[1:03:03] Porque cuesta mucho quitarte el pero.

Aurora Michavila:
[1:03:06] Sí, cuesta mucho.

Loïc Malsch:
[1:03:07] Muchísimo. Es una de las palabras que más te vienen cuando quieres explicar algo y obviamente, me imagino que es porque inconscientemente cuando hicimos todo esto, pero ¿por qué la primera parte tampoco te la creías mucho? Lo que te importa es lo que viene después del pero. Total.

Aurora Michavila:
[1:03:24] Y cuesta muchísimo y hay peros que está bien utilizarlos, que no pasa nada, pero hay algunos, muchos, que efectivamente lo que hacen es de borrador. Entonces, borran todo lo que ya has dicho anteriormente o lo tiñen de un color que ya no es arcoiris de colores. De colores. Ya no me lo creo. Ya, eso que me estás diciendo. Entonces, coloca a la otra persona automáticamente en una situación más de defensiva, o de desidia, o de lo que sea, o de desconexión, porque ya… Sí, pero no, ¿no? Es el clásico de sí, pero no, ¿no? Hay que tratar de sustituirlo y uno se tiene que entrenar, que entrenar, que entrenar. Yo cuando publico estos vídeos, la gente me dice, jo, pero esto es muy difícil. Y digo, ya, si es que el problema está en que en la escuela nos han enseñado gramática, lengua, cosas así, y contenidos, por supuesto. En casa hemos aprendido a hablar por imitación, hablar y hacer más cosas por imitación. Pero nadie nos ha enseñado de verdad a comunicar.

Aurora Michavila:
[1:04:36] O nos lo dan por parches y aprendemos pues eso por imitación, por el estilo de las personas que son nuestros círculos de influencia en el cole en casa, los amigos, etc. Entonces hay muchas cosas que no nos salen naturales y tenemos que desaprenderlas, reaprenderlas, incorporarlas y bueno, pues lleva tiempo como aprender a tocar el piano pues claro, luego ya cuando sabes, o leer partituras luego cuando sabes leer una partitura, pues es que tu cerebro, o sea, no te sientes una heroína por saber leer en clave sol, te parece la cosa más normal del mundo, pues esto es lo mismo, tienes que incorporarlo hasta que se convierta en segunda piel, porque, hemos aprendido a reaccionar no a saber responder que es algo más sosegado, o más meditado o más consciente, cuanto menos y la comunicación es un campo de minas y hay que aprender nuevas fórmulas para responder, y esta es una y requiere.

Loïc Malsch:
[1:05:36] Me imagino, es un poco al final, y tiene sentido y coherencia con lo que comentabas al inicio de cómo te entrenas para charlas y tal, es intentar desdoblarte para ver lo que estás haciendo mal o lo que te gustaría cambiar y con intención son las dos herramientas, imprescindibles y le sumas luego el entreno y la práctica pero eso al final es para cualquier cambio en la vida.

Aurora Michavila:
[1:06:03] Para cualquier campo de la vida y es esa observación. Para mí una de las cosas más importantes en esta vida es mi autoconocimiento, irme descubriendo y dándome cuenta de las cosas que son mías, las que no, las que he ido construyendo para defenderme un poco de los entornos o a lo mejor no tanto para defenderme pero para saber navegar determinados entornos y que ya no me sirven o que no me gustan entonces en todo ese proceso de autoconocimiento el cómo pensamos, cómo verbalizamos cómo gestionamos nuestras emociones para que luego salgan en formato oral de una forma u de otra.

Aurora Michavila:
[1:06:55] Todo eso se puede trabajar Pero hay que tomarse el tiempo y darse nuevamente ese permiso y tener esa valentía de enfrentarse entre comillas o ponerse un espejo a uno mismo para ver cosas y encontrar fórmulas para cambiarlas, porque se puede. Pero lleva tiempo, porque todo lo que ya hemos aprendido ha creado unos caminos neuronales, ha creado sinapsis. Entonces, no es fácil romper esa sinapsis, es como casi de acero, es que llevas tanto tiempo contestando de la misma manera, o reaccionando de una forma, o diciendo determinadas cosas en un determinado tono que te sale en piloto automático. Entonces, lo que tienes que hacer es crear un camino alternativo a nivel neuronal. Entonces, claro que te cuesta. Por defecto, el agua se va a ir al camino más fácil y se va a ir al surco que ya está hecho que tienes aquí en tu cerebro. Entonces, tú lo que necesitas es crear otra conexión neuronal, forzarla. Y hasta que llegue un día en que, bueno, pase a ser quizá tu camino por defecto o te frenes muy rápido y la elección sea automática o muy fácil de tomar.

Aurora Michavila:
[1:08:21] Pero demanda esfuerzo, claro, que son las cosas un poquito laboriosas.

Loïc Malsch:
[1:08:24] Bueno, como cualquier cambio importante. Y me imagino que va un poco de la mano esto con una cosa que quería tocar antes de acabar, que era el método que habías creado junto con la Fundación BBVA Aprendemos Juntos para enseñar a los niños a hablar en público. Cuéntanos un poco, ¿cómo funciona esto?

Aurora Michavila:
[1:08:51] Bueno, ¿cómo funciona el método? cómo funciona.

Loïc Malsch:
[1:08:54] El método, es decir, más o menos, obviamente no nos vas a hacer ahora un resumen de los 30 vídeos o no sé del método, pero un poco cómo está pensado, cómo está orientado y dirigido a quién, ¿no?

Aurora Michavila:
[1:09:08] Bueno, el programa, que además es gratuito y se accede directamente desde una página, la página de Aprendemos Juntos, el BBVA, está pensado para que los profesores puedan.

Aurora Michavila:
[1:09:25] Puedan utilizar esos aprendizajes en el aula y enseñar a sus alumnos a comunicarse y hablar en público desde los ejercicios, desde las instrucciones, incluso desde los propios vídeos que pueden enseñar a los alumnos. Eso por un lado, y luego está también pensado para que los jóvenes puedan hacerlo por su cuenta. Puedes acceder directamente y te va a preguntar la plataforma si eres profe o no, porque si eres profe tendrás unos descargables para cómo hacer esas dinámicas en el aula y qué tipo de feedback tienes que dar. Y si eres alumno, tienes otros descargables, pero el de director de dinámicas, digamos, ese no lo tienes.

Aurora Michavila:
[1:10:14] Entonces, bueno, la idea es ayudarles a adquirir buenas experiencias y nuevos hábitos en aspectos de la comunicación, de esas habilidades comunicativas, para que cuando se vayan haciendo mayores, ni hayan acumulado experiencias frustrantes y que te hacen sentir mal y que tengan herramientas que sepan usar y que las hayan ido adquiriendo sin darse cuenta. Entonces, para mí está enfocado desde el te ayudo a que puedas contar lo que piensas o lo que sabes. Entonces, hay una mucha parte de esa lógica, de ese orden.

Aurora Michavila:
[1:10:58] Hay mucha parte también que tiene que ver con.

Aurora Michavila:
[1:11:03] Lo verbal, para que puedas contar las cosas con esa intención y que no seas un robot memorizando cosas, que sepas convencer a alguien y que esa conexión que tú tienes con lo que estás contando salga. Y luego físico también. Entonces se trabaja, hay vídeos para cómo gestionar los nervios, cómo ser más expresivo. Entonces, bueno, todo está pensado para ayudar de manera progresiva y acumulativa con ejercicios y herramientas que inciden en estas habilidades comunicativas.

Loïc Malsch:
[1:11:41] ¿Más o menos para qué edad?

Aurora Michavila:
[1:11:43] Pues mira, los niños que están en esos vídeos, en ese momento porque ahora ya se han hecho un poquito más mayores pero tenían, los más pequeños tenían 9 años en ese vídeo y los más mayores tenían 12 pero, de hecho íbamos a grabar lo mismo, con chavales de bachillerato, íbamos a hacer prácticamente lo mismo cambiando el tema del ejercicio pero los mismos ejercicios muy parecidos y todo y al final bueno se decidió que no hacía falta porque realmente los ejercicios valen para cualquiera incluso recuerdo que en ese momento, una de las personas líderes del proyecto y que está en un nivel pues muy cabeza de león dentro del banco dijo pero si es que esto me sirve a mí digo sí claro es que al final los principios son un poco los mismos, ¿no? Pero, entonces, bueno, lo que pasa es que, claro, un adolescente, especialmente, o un joven de 18 años, 19, 20, cuando ve a un niño de 9 o de 10, pues…

Loïc Malsch:
[1:12:52] Ya no le parece tan interesante.

Aurora Michavila:
[1:12:54] No se ve tan representado, ¿no? Pero sería para ellos también, por supuesto.

Loïc Malsch:
[1:13:00] Aurora, para ir cerrando, porque ya hablas tan bien y es tan interesante que yo me quedaría mucho más tiempo. Un poco las últimas preguntas que suelo hacer, que nos recomiendes cosas que van a ser muy interesantes seguro contigo. Libros y luego series o documentales que nos puedas recomendar.

Aurora Michavila:
[1:13:21] Pues, mira, hay, bueno, espérate porque si no lo digo, hay gente que me mata. Este, lo tengo hasta yo marcado, imagínate, mi libro, mi libro.

Loïc Malsch:
[1:13:34] Súper comunicadores. Supercomunicadores.

Aurora Michavila:
[1:13:36] Supercomunicadores. Es que a mí me gusta muy poco hablar de mi libro. No porque no crea en mi libro, sino porque, bueno, está ahí, está todo bien. Pero hay que hacerlo.

Loïc Malsch:
[1:13:46] Hay que hacerlo.

Aurora Michavila:
[1:13:46] Y mi trabajo me llevó a escribirlo. Vaya curro escribir un libro. Entonces, bueno, mi libro es súper comunicador. Es porque, por un lado, te ayuda a descubrir cosas que a lo mejor haces y no eres consciente. Y te da luz también en por qué eso sucede y qué cosas alternativas puedes hacer y tiene enlaces a una página web donde puedes hacer una serie de ejercicios adicionales a los que ya están también escritos en el libro. Luego hay otro libro que a mí me fascina que es el, en castellano creo que le llaman Ideas que pegan o Ideas que enganchan de los hermanos Heath, de…

Loïc Malsch:
[1:14:35] Chip and Done.

Aurora Michavila:
[1:14:37] And Done, Heath, eso es. Y para mí este libro no es un libro de hablar en público, es un libro de por qué unas ideas se enganchan y por qué no. Y parte de un acrónimo que es éxito en inglés, success, y en el success cada una de las letras, que sea simple, que sea unexpected, que sea algo inesperado, te va contando en cada uno de los capítulos uno va desarrollando una de las letras del acrónimo y que es un concepto con un montón de ejemplos y que ayudan a entender por qué algunas ideas, vuelan, tienen sentido, se entienden, conectan con la gente y otras no. Luego, por supuesto, los de Dale Carnegie que fue el precursor o el primero en dar voz al mundo de las habilidades comunicativas y dar formatos de formación y escribir libros, pues es impresionante como no sé cuántos años después sigue todo prácticamente tan vigente.

Loïc Malsch:
[1:15:40] Sí, sí. Es que los conceptos son conceptos eternos, atemporales, mejor dicho.

Aurora Michavila:
[1:15:48] Hay otro señor que se llama speaker motivado opcional, que también murió, que se llama Jim Rohn. No sé si lo conoces. Jim Rohn. Bueno, Jim, o sea, ¿tú escuchas lo que dice Jim? Y parece… Se ha acabado de esta mañana.

Loïc Malsch:
[1:16:02] Sí, sí.

Aurora Michavila:
[1:16:03] Todo sobre libertad financiera, sobre… Es que todos los temas sobre aprendizaje continuo, estamos hablando de los años 60, sobre autoconocimiento. Entonces, nada de lo que se dice hoy, nada es nuevo respecto a lo que dice ese señor. Lo único que hay nuevo es lo que la neurociencia ha avanzado, que además Además, como va avanzando de año en año, sabemos cosas hoy que hace cinco años a lo mejor no estaban demostradas o lo que sea. Pero de todos estos discursos, de cosas que nos ayudan a convertirnos en personas que nos conocemos más y con más herramientas internas, pues esto ya está dicho. Por un lado, te decía Dale Carnegie. Luego a mí hay un señor que me encanta, que es Warren Berger. Warren Berger habla sobre la.

Aurora Michavila:
[1:17:01] Él se autodenomina preguntólogo es una palabra que no existe y a mí me encanta habla sobre el arte un poco de las preguntas y cuando las preguntas son fértiles o beautiful, bellas que dice él, y cuando no cuando es una pregunta que nos ayuda a desenmascarar otra cosa o que tiene una capacidad de marcar un recorrido o no y habla de por qué dejamos de preguntar y de preguntarnos etcétera, entonces bueno yo creo que la solución de prácticamente todo está en las preguntas que hacemos y que nos hacemos, entonces hay que activar la curiosidad y la imaginación, y la curiosidad nace de aprender a hacer y hacerte mejores preguntas.

Aurora Michavila:
[1:17:56] Que te retes a ti mismo, tus propios pensamientos, con tus propios sesgos, tus propios hábitos, tus propias costumbres, todos tus aprendizajes, hay que retarlos, no hay que matarlos, hay que cuestionarlos y luego también las preguntas no solo para avanzar, para descubrir cosas, pero para descubrir al otro, para entender al otro. Antes cuando decías lo de conversaciones difíciles, muchas veces tienes delante a una persona que te está hablando te está diciendo algo desde el miedo pero suena enfadado, y parece que está enfadado contigo o a lo mejor tiene prisa y suena acortante, a borde antipático, entonces tú lo recibes desde ahí porque no te has frenado durante un segundito a preguntarte oye.

Aurora Michavila:
[1:18:44] ¿desde dónde viene esto? Entonces yo creo que las preguntas el mejorar en el el arte de preguntar y en esa curiosidad lo necesitamos para absolutamente todo. Y este señor tiene libros maravillosos, Warren Berger. Entonces, bueno, yo creo que con esto… Estos son como mis libros de cabecera y ahora es que estoy leyendo muchas cosas. Hay temas de… Buscando mucho sobre neurociencia. Para mí es… Cuanto mejor nos entendemos y una parte es entender cómo funciona esto. Esto. Entonces, dices, el tema de los hábitos mismo, cuando tú entiendes cómo funcionan las conexiones neuronales, entiendes por qué es tan difícil cambiar un hábito.

Loïc Malsch:
[1:19:26] ¿Y qué tienes que hacer para intentar cambiar uno?

Aurora Michavila:
[1:19:29] ¿Y qué tienes que hacer? Entonces, dejas de hacer reto de 21 días, ¿no? En 21 días no sabemos qué pasa, pero no se tiene por qué cambiar un hábito, ¿sabes? No, entiende cómo funciona a nivel neuronal tu cerebro, porque hay algo que se ha convertido piloto automático para ti y entonces, entenderás qué es lo que tienes que hacer los sesgos, un montón de cosas entonces estoy con muchos temas de neurociencia temas de influencia también cómo funciona esa capacidad de influir, temas de, todo lo que tenga que ver me interesa con cómo funciona el ser humano, cómo decide, la curiosidad, la creatividad, el pensamiento crítico, voy mucho por ahí Y documentales que me preguntabas también o series y tal. A mí hay unos documentales que he visto hace poco y que me han gustado mucho, no solo porque, oye, hablaban de cómo se crea un tirano y los otros se dan de cómo se crean los ídolos de las sectas y tal. Y están hechos con la misma estructura, más o menos muy parecida, entonces más allá de del tema en sí mismo hay cosas de historia y.

Aurora Michavila:
[1:20:55] Aprendes pero me ha hecho eso porque es que el formato me parecía mega fascinante te tiene enganchado todo el rato es un tema de storytelling, maravilloso Y entonces me ha parecido muy interesante desde ahí. Entonces, bueno, lo recomiendo porque además… En el mundo en el que vivimos, donde hay mucha incertidumbre, hay mucha desinformación, el mundo de lo fake ya va a ser un problema gordo, ya lo está siendo, pero yo creo que se va a convertir en un problema bastante más gordo en el día a día. Imagínate en un juicio no ser capaces de distinguir si una prueba pericial es real o no. Entonces, va a haber muchas cosas que nos lo van a complicar. Y entonces cuando ves cómo funciona el mundo de los tiranos y el mundo de los tiranos, políticos y los líderes de sectas que todo lo que hacen un poco para.

Aurora Michavila:
[1:22:06] Secuestrar mentes para crear ilusiones para crear mundos cerrados imaginarios para generar leyes mantener a la gente entusiasmada, mientras… Pero con miedo. Pero con miedo. Entonces, cuando entiendes cómo funciona todo eso, entiendes también cuán fáciles somos de ser manipulados, de manipular a otros también sin querer. Y a veces dices que esto tiene un poquito de manipulación aquí. Claro, tú no te conviertes en un personaje de estos tiranos, pero estás haciendo cuando estás tirando los mismos trucos.

Loïc Malsch:
[1:22:49] Los mismos sesgos y todo esto.

Aurora Michavila:
[1:22:50] Sí yo creo que es interesante conocerlo porque una misma técnica una misma, herramienta mal utilizada, puede llevar a lugares muy perversos. Y la escala de la gravedad o de la intensidad del mal uso es lo que también marca la diferencia y cómo afecta a nuestras relaciones. Entonces, bueno, es una forma también de seguir aprendiendo sobre el ser humano.

Loïc Malsch:
[1:23:23] Oye, Aurora, ¿tú leíste el, cómo se llama, Influencia y persuasión, me parece, de Robert Cialdini?

Aurora Michavila:
[1:23:32] Chaldini, sí, he leído los dos o tres sobre el tema. Es maravilloso y además por unos ejemplos que son súper útiles, son muy útiles porque te pone ejemplos muy cotidianos. Entonces, por ejemplo, cuando vas por la calle y vienen los de la ONG de turno y te paran y te… entonces, claro, entiendes… La psicología humana detrás. Exacto, qué es lo que hay detrás que te está haciendo a ti actuar, intervenir, corresponder o lo que sea y, claro, pues te hace ver el mundo a tu alrededor también con otros ojos.

Loïc Malsch:
[1:24:18] Aurora, si tuvieras la oportunidad de poner un mensaje en una lona gigantesca delante de todas las escuelas de España, del mundo, para que lo vieran todos, los que pasan delante, los que entran, los que salen, ¿qué pondrías ahí?

Aurora Michavila:
[1:24:35] Pues mira, pondría más que una lona, me tienes que dar un barrio forraría el barrio con mensajitos piensa por ti mismo no te creas todo lo que piensas, todo esto es construido esta es una que últimamente me la digo a mí misma todo el rato, porque muchos de nuestros miedos, de nuestras angustias vitales y tal, pasan por cosas que, que dices, pues si todo esto nos lo hemos inventado, ¿sabes? Todas estas reglas nos lo hemos inventado. Entonces, un poquito menos de sufrimiento, cuanto menos. No digo que no haya, yo me sigo ocupando de las cosas, no me he desmotivado, pero de repente dices, a ver, un momento, ¿o quién eres tú para dictar estas reglas? Hello, ¿no? O para decir que las cosas son… Entonces, pues eso, todo esto es construido. También el yo creo mucho en que la realidad la.

Aurora Michavila:
[1:25:34] Tenemos la capacidad para crearla, o cuanto menos, por muchas razones, y al menos los que vivimos en entornos muy privilegiados. Esto es seguro que la tenemos porque tienes la capacidad para decidir qué haces con lo que te ha pasado, cómo lo vives, cómo te lo explicas, cómo reflexionas sobre ello y qué aprendizaje sacas, independientemente de que no te haya gustado lo que te ha sucedido. Yo no voy a decir que lo has provocado tú, pero ya que está ahí, ¿qué hago con esta carta? Y a partir de esa carta tomo decisiones que me ayudan a dar siguientes pasos. Entonces, yo creo que esa capacidad de pensar más por nosotros mismos, de atrevernos a crear nuestra propia realidad con las decisiones sería otro mensaje. Y también diría, oye, sé más curioso, sé más curiosa. La curiosidad curaría muchos males también.

Loïc Malsch:
[1:26:36] Sí, sí. No solo mataría al gato, sino que más bien curaría muchos males.

Aurora Michavila:
[1:26:42] No solo mata al gato y ayuda a descubrir fórmulas para vencer enfermedades, sino que nos ayuda en muchos ámbitos de nuestra vida. Entonces, bueno, no sé, es que te iría forrando la ciudad.

Loïc Malsch:
[1:26:59] Ya veo. Me gustó mucho el no creas todo lo que piensas. No. Está muy bien, está muy bien. Bueno, todos están muy bien, pero este tiene muchas vueltas que darle a esto. Sí. Aurora, muchísimas gracias por tu tiempo, por todo lo que nos has compartido durante casi esta hora y media ya. Han sido ya creo que va a ser un episodio que me voy a volver a escuchar, no lo suelo hacer, pero este sí porque aunque he tomado notas hay tanto contenido ahí que, creo y espero bueno, no creo, voy a aplicar voy a intentar aplicarlo lo mejor que pueda y estoy seguro que va a interesar mucho a todos los que lo han escuchado.

Aurora Michavila:
[1:27:41] Pues muchísimas gracias a ti por tenerme aquí.

Loïc Malsch:
[1:27:44] Hasta luego, chao.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *